miércoles. 17.07.2024

Un taxista despedido en Dubai ganó casi 21.000 dirhams en dos meses después de pedir prestado un coche a un compañero de la Autoridad de Transporte y Carreteras (RTA) y usarlo para su beneficio personal.

El Tribunal Penal de Dubai juzgó al joven que el 17 de marzo del año pasado fue sorprendido conduciendo el taxi de forma imprudente bajo los efectos del alcohol.

“Un inspector de la RTA en Airport Road lo vio conduciendo peligrosamente mientras sostenía una botella de alcohol y escuchaba música a todo volumen”, declaró un investigador de la RTA.

“Cuando lo detuvieron y le pidieron su identificación de trabajo, presentó la que pertenecía a su amigo”.

Las autoridades descubrieron que el acusado había trabajado como conductor para la RTA, pero fue despedido en julio de 2018.

El paquistaní de 24 años admitió haber conducido el taxi para beneficio personal durante dos meses y haber ganado casi 21.000 dirhams (5.717 dólares).

Fue acusado de usar una identificación de conductor de la RTA que no le pertenecía y de conducir el taxi ilegalmente.

“Dijo que su amigo le permitió conducir el taxi para ganar algo de dinero que lo ayudaría a resolver sus problemas financieros después de que fue despedido”, dijo el investigador.

El joven había desconectado el medidor, las cámaras y el sistema GPS para evitar ser localizado al usar el coche.

El taxista que le prestó el vehículo al joven, un compatriota de 29 años, admitió los cargos de abusar de su puesto y causar daños a la RTA al permitir que su amigo usara el taxi.

La próxima audiencia es el 30 de marzo.

Taxista despedido en Dubai gana ilegalmente 21.000 dirhams en dos meses