sábado. 18.05.2024

Un expatriado condenado a muerte por el asesinato de una pareja india hace tres años ha perdido la apelación contra la pena capital en el Tribunal Supremo de Dubai. El trabajador de la construcción, de 26 años en ese momento, apuñaló a Hiren y Vidhi Adhiya mientras dormían en su casa en la zona Mirador de Arabian Ranches en Dubai, el 17 de junio de 2020. Fue declarado culpable del asesinato de la pareja por el Tribunal Penal del emirato en abril del año pasado.

Las apelaciones tuvieron lugar en el Tribunal de Primera Instancia y el Tribunal de Apelaciones de Dubai, los cuales confirmaron el veredicto, informó este jueves el diario The National.

La sentencia del Tribunal de Casación de Dubai dictaminó que la pena se ejecutaría una vez fuera aprobada por el jeque Mohammed bin Rashid, vicepresidente de Emiratos Árabes Unidos y gobernante de Dubai, de acuerdo con la ley de procedimientos penales.

Durante la audiencia inicial en el Tribunal Penal de Dubai, se supo que el paquistaní se había escondido fuera de la casa de Hiren Adhiya, de 48 años, y Vidhi Adhiya, de 40, durante seis horas. Después de que se apagaron las luces, se coló en la villa a través de una puerta del patio sin llave. Planeaba robar dinero y joyas que había visto en la casa cuando trabajaba con un equipo de mantenimiento en diciembre de 2019. Después de robar 1.965 dirhams (535 dólares) en efectivo de una billetera en la planta baja, subió las escaleras para buscar más.

Adhiya se despertó con el sonido del cajón de su mesita de noche al abrirse y el intruso lo apuñaló hasta matarlo antes de volverse hacia su esposa. Los informes forenses revelaron que el hombre fue apuñalado diez veces en la cabeza, el pecho, el abdomen y el hombro izquierdo. Su mujer fue acuchillada 14 veces en la cabeza, el cuello, el pecho, la cara, la oreja y el brazo derecho. Se descubrió que el cuchillo había atravesado su manta varias veces.

Cuando el atacante salía del dormitorio, se encontró con la hija de la pareja, que entonces tenía 18 años, y la apuñaló en el cuello. La niña y su hermana menor, entonces de 13 años, llamaron a la policía y a uno de los amigos de su padre. Los investigadores encontraron una huella de mano ensangrentada en la pared y las muestras tomadas de una mascarilla dejada en la cama de las víctimas coincidían con el ADN del joven. El cuchillo utilizado en el asesinato fue encontrado a unos 500 metros de la villa.

El trabajador fue detenido en Sharjah al día siguiente y, durante el interrogatorio, admitió haber cometido asesinato premeditado, intento de asesinato y robo.

Declaró a los fiscales que su madre en Pakistán se había enfermado tres días antes del asesinato y que estaba pensando en formas en que podría proporcionarle dinero. Cuando compareció por primera vez ante el tribunal en noviembre de 2020, cambió su declaración y negó todos los cargos.

La hija mayor dijo a los jueces que alrededor de la 1.30 horas de esa noche había escuchado gritos de ayuda desde la habitación de sus padres. Usó la luz de la linterna de su teléfono móvil para comprobar lo que estaba pasando arriba. “Me encontré con él en la puerta de la habitación y me apuñaló pero le di una patada antes de que huyera”.

Un amigo de su padre declaró ante el tribuanal que la niña lo había llamado a las 2.00 de la madrugada y estaba histérica. “Gritaba que su madre estaba muerta y su padre todavía se movía y que ella también fue apuñalada”. “Al principio pensé que tenía una pesadilla, pero cuando mi esposa y yo llegamos a la villa vimos a la policía y una ambulancia”.

A lo largo de los procedimientos judiciales, los fiscales pidieron la pena de muerte contra el joven, subrayando que el crimen había sido planeado.

Dubai rechaza la apelación del condenado a muerte por los asesinatos en Arabian Ranches