miércoles. 12.06.2024

La compañía Boom Technology tiene entre manos el lanzamiento en 2017 de un avión que supera 2,2 veces la velocidad del sonido, alcanzando velocidades que superan los 2.400 kilómetros por hora. La aeronave alcanzará destinos en tiempo récord, cruzando el Océano Atlántico en menos de cuatro horas o el Océano Pacífico en cinco, con un precio estimado que alcanza los 5.000 dólares.

Según informa El País, este nuevo avión contará con tan solo 40 asientos separados en dos filas, para que el pasajero pueda tener una vista directa "de la curvatura de la Tierra".

Boom Technology ha firmado una colaboración de 2.000 millones de dólares con Virgin Galactic, una empresa subsidiaria de Virgin Group cuyo fundador es el magnate británico Richard Branson. "Confirmamos que vamos a proveer servicios de ingeniería, diseño y manufactura al proyecto de Boom Technology", ha explicado un portavoz de esta compañía al periódico británico The Guardian.

Dentro del acuerdo está incluida la opción de que Richard Branson se quede 10 aviones para su sociedad Spaceship Company. En otras palabras, el multimillonario todavía no ha comprado ningún avión, pero se guarda la opción de adquirir 10 de ellos si todo sale según lo planeado. 

El coste de estos billetes, 5.000 dólares, supone una de las relativas  ‘bondades’ del proyecto: según afirma el fundador y director del proyecto, Blake Scholl, “Estamos hablando del primer avión supersónico en el que la gente puede permitirse volar”, en comparación a los 20.000 dólares que alcanzaba volar en el desaparecido Concorde.

El motivo por el un billete de Boom Technology cuesta hasta cuatro veces menos se debe a los avances tecnológicos  en lo referente a la fibra de carbono, que permitirá construir un avión un 30 por ciento más eficiente en combustible en comparación al Concorde, según Scholl. 

El avión supersónico que cruzará el Atlántico en 4 horas llegará el año que viene