sábado. 01.10.2022

La gruta de Bimmah, el verdadero oasis está en el desierto de Omán

La teoría del meteorito cobra fuerza, ya que la apoyan relatos populares del lugar que dicen que “un trozo de luna cayó del cielo”
Aguas cristalinas en la gruta de Bimmah en Omán.
Aguas cristalinas en la gruta de Bimmah en Omán.

A 580 kilómetros de Dubai, ya en territorio de Omán, se encuentra la gruta de Bimmah un verdadero oasis en el desierto. La hipótesis más fiable es que este lago de aguas cristalinas se originó a causa de la caída de un meteorito hace millones de años.

Esta espectacular piscina natural de agua subterránea situada en el parque de Hawiyat Najm, se sitúa a 130 kilómetros de Muscat, capital de Omán.

Lo cierto es que hay multitud de teorías y leyendas acerca de lo que provocó este oasis - de 40 metros de diámetro- y su playa de agua transparente y color verde esmeralda. Pero ni siquiera los geólogos y expertos han podido dar aún una respuesta a las tantas incógnitas que esconde Bimmah. Su origen sigue siendo un autentico misterio.

La teoría del meteorito cobra fuerza, ya que la apoyan los relatos populares del lugar que dicen que “un trozo de luna cayó del cielo” provocando el socavón.

Las leyendas no acaban aquí, y es que muchos ven a la gruta de Bimmah como un camino al infierno. Tanto es así que se ha ganado el apodo de “La Casa del Demonio” entre los locales. Pero hoy en día, lo que tiene de infernal este lugar son las empinadas escaleras que hay que bajar para llegar a la orilla, el resto es un verdadero paraíso.

Omán ocupa el segundo lugar, después de la Antártida, en el descubrimiento de meteoritos. Lamentablemente, muchos omaníes no son conscientes de la importancia de los meteoritos y expertos en geología creen que es muy importante aprobar una ley para preservarlos o de lo contrario, las autoridades temen que, el contrabando de meteoritos se incrementará con el tiempo

Si en la gruta de Bimmah el agua permanece tan cristalina es porque está conectada por un túnel subterráneo con el mar, hecho que permite que las aguas fluyan. Nunca ha sido posible calcular la profundidad exacta, aunque sí se sabe que es una mezcla de agua marina y agua dulce.

Debido a que esta situada en un terreno desértico y árido, se ha habilitado un parque público en sus inmediaciones para que los visitantes puedan descansar y hacer un picnic en la zona.

La gruta de Bimmah, el verdadero oasis está en el desierto de Omán
Comentarios