jueves. 18.07.2024

Hacer un buen regalo

"Los buenos regalos también nacen del conocimiento; del conocer a la otra persona y saber qué es aquello que le puede sorprender, ilusionar, entusiasmar"

Los buenos regalos también nacen del conocimiento; del conocer a la otra persona y saber qué es aquello que le puede sorprender, ilusionar, entusiasmar.

Conozco a personas que regalan lo que a ellas les gustaría que le regalasen o lo que creen que le hace falta/necesita esa persona -me incluyo-. A eso lo llamo yo regalar desde el ego -aunque lo hagamos con nuestros mejores deseos-. Decía el novelista español Carlos Ruiz Zafón que “los regalos se hacen para el placer de quien los da, no para los méritos de quien los recibe”.  Ese obsequio, en realidad, dice mucho de la persona que regala y no tiene nada que ver con el que lo recibe.

Muchas veces me pregunto, por poner a prueba mi conocimiento sobre la gente que me importa, qué les podría regalar y, para mi sorpresa, me encuentro con un señor dilema; no tengo varias opciones, si acaso una y se sale de mi presupuesto. Esto me hace concluir que debería prestar más atención a esos individuos que considero significativos para mi vida.

¿Cómo podríamos saber más acerca de los gustos de los otros?

Preguntando. Cualquier día, cuando estés con esa persona y paséis por un escaparate o estéis en alguna tienda, pregúntale de manera casual qué le gustaría que le regalasen, cuál sería un regalo que realmente le asombraría. Puede que su respuesta no esté a tu alcance pero, a lo mejor, te da alguna idea alternativa. También puedes abrir tú la conversación diciendo "a mí me encantaría que me regalasen tal cosa, ¿y a ti?".

Observando los detalles. Cualquier día, cuando estés con esa persona, observa en lo que él o ella se fija cuando va de compras, qué busca por internet, qué música escucha, qué tipo de género de cine le gusta, qué deporte practica o cuáles son sus hobbies. También, si estás por su casa o le escuchas decir que necesita comprar tal cosa, apuntalo para que no se te olvide.

Desde mi experiencia, un buen regalo emociona, mueve algo dentro, en nuestro ser. Los buenos regalos también tienen mucho que ver con la esencia de la persona, esos son los que de verdad se recuerdan. Por supuesto, encontramos los regalos útiles, que a todos nos sirven y nos ahorran un dinero.

Me ha dado por escribir sobre este asunto primero, porque aún en España nos encontramos en Navidad y se aproxima el Día de Reyes, segundo, porque hasta hace relativamente poco, no le daba importancia a la acción de regalar; no esperaba que nadie me regalara y tampoco yo regalaba nada. Usaba de excusa que no tenía dinero, que tampoco quería que nadie gastara su dinero conmigo.

En verdad, a mí, desde pequeña, me encantan los regalos. Mis padres siempre me traían cosas cuando volvían de sus viajes y esperaba ese momento con ilusión porque siempre eran detalles que me sacaban una sonrisa; libros, bombones, muñecas, elementos decorativos para la habitación. Y, en algún momento, aún no he descubierto muy bien la razón inconsciente -pero sí sé que un motivo era porque me gastaba el dinero en otras cosas, siempre estaba yo primero-, dejé de valorar el acto de obsequiar a alguien y los beneficios que este gesto tiene para con uno.

Un regalo no siempre cuesta dinero. A veces, cuesta más: tiempo. Dijo Theophrastus, "el tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar" y realmente, lo que dice en esencia este texto es que dediques tiempo; conocer a las personas que amas requiere de tu tiempo, de allí nace el mejor de los regalos. Las excusas son excusas y cada ser humano tiene en sí la posibilidad y la potencialidad de dar de corazón a otro ser que quiere aquello que necesita. Lo he comprobado. Tener la virtud de dar desde el corazón significa que uno es capaz de agradecer por lo que tiene en la vida. Y así le será devuelto.

Esta reflexión la he hecho poco antes de la llegada de los Reyes Magos, un día muy español y el fuerte de las fiestas navideñas en cuanto a regalos. Además, yo ya hice los míos la pasada Nochebuena y, sinceramente, no tuve en cuenta alguno de estos puntos. Para la próxima ocasión, no se me escapan.

------------------

Detribu.net

Instagram: @detribunet

Twitter: @detribu1

Pinterest: @detribu 

Facebook: @detribu

Youtube: Detribu

Hacer un buen regalo