domingo 28/11/21

Los inquietos marcianos

"Deseamos éxitos a la sonda Hope, que pueda llegar felizmente a su destino y si encuentran algún marciano que lo salude de nuestra parte"

Estamos a punto de ser testigos de otro hito en la carrera espacial de la humanidad, los Emiratos Árabes Unidos enviarán la sonda Hope al planeta Marte, uno de los objetivos trazados por los gobernantes del país para celebrar anticipadamente los cincuenta años de su fundación. Es la perfecta línea del ascenso de un país, que salió de la pobreza al espacio, mostrando un alto grado de progreso y desarrollo, que no son conceptos que necesariamente coinciden, pero en Emiratos parecen lograrlo.

El acontecimiento me sirve como excusa, para referirme a esa permanente atracción por parte de los humanos al vecino planetario más cercano, que ha dado sobre todo para motivar la imaginación, pues hemos insistido en creer que efectivamente hay vida en aquel desierto bermellón. No en vano, incluso a los todavía no comprobados extraterrestres, les llamamos también 'marcianos' y para muchos son unos seres de color verde, de pequeña estatura, cabeza grande y antenas.

Algunos imaginaron una civilización marciana esplendorosa que entró en decadencia y se destruyó, posiblemente pensando más en lo que nos puede ocurrir en la Tierra. De existir vida en Marte, lo más probable es que sea microscópica, y si algún día se comprobara, sería una noticia que nos haría saltar de alegría, a todos los que le hemos escrito a Marte, incluso algún poema. Seguramente las especulaciones vienen desde aquellos lejanos astrónomos egipcios que lo descubrieron.

"Es la perfecta línea del ascenso de un país, que salió de la pobreza al espacio, mostrando un alto grado de progreso y desarrollo"

Algunos creyeron ver, canales artificiales como los astrónomos Schiaparelli o Lowell, o un misterioso rostro que aparecía en una fotografía tomada por la sonda Viking 1, la cual se perfilaba en una montaña del planeta rojo. La literatura, el cine, la televisión y el cómic nos han presentado una galería variopinta de marcianos. En particular, el género de ciencia-ficción, ha sido el que más ha contribuido con la especulación creativa sobre la población marciana. Van algunos ejemplos.

Uno de los primeros en presentar a Marte y sus habitantes, así como diversa fauna, fue Edgar Rice Burroughs, el autor de Tarzán, quien envió a John Carter a ese planeta. Allí encontró a una princesa marciana muy atractiva, por las descripciones del autor, llamada Dejah Thoris, con quien el protagonista terminó casándose. No podemos olvidar que quienes arrasaron nuestro planeta en la primera mitad del siglo XX, venían precisamente de Marte invitados por dos señores Wells, primero H. G. Wells, quien los creó en 'La Guerra de los Mundos' y el señor Orson Wells, quien transmitió por radio su aterradora llegada.

Portada del libro 'Crónicas Marcionas' del gran Ray Bradbury.

En la televisión, recuerdo que los marcianos eran más simpáticos, al menos uno de ellos, el Tío Martin, de la serie 'Mi Marciano Favorito', que presentaba a un joven Bill Bixby, mucho antes que se pusiera verde de la ira personificando a Hulk ('El Hombre Increíble', según lo conocimos en Colombia).

En los cómics, no se han puesto de acuerdo sobre la naturaleza marciana, y en ocasiones aparecen como villanos, es el caso de 'Marvin, el Marciano', una curiosa criatura que viste casco, pero también pueden ser buenos como la Señorita Marciana (Miss Martian), que no es una candidata a un reinado de belleza interplanetario, sino una heroína de piel verde y melena roja, que posiblemente sea pariente del Martian Manhunter (lo conocimos como el Detective Marciano), un poderoso héroe que fue uno de los primeros socios con membresía de cortesía en la Liga de la Justicia, el único que le podía hacer cosquillas a Superman.

"Si me preguntan, por mi marciano favorito, posiblemente sea el ciudadano promedio que el gran Ray Bradbury, mi escritor favorito, plasmó en sus Crónicas Marcianas"

En el cine, o bien han sido los monstruosos tripulantes de las naves de 'La Guerra de los Mundos', o son los pequeños pero temibles protagonistas de 'Marcianos, al ataque!', la película de Tim Burton, aunque hay que reconocerles que tenían un sentido perverso del humor, que podía ser muy divertido, así quisieran terminar con nuestra especie.

Si me preguntan, por mi marciano favorito, posiblemente sea el ciudadano promedio que el gran Ray Bradbury, mi escritor favorito, plasmó en sus 'Crónicas Marcianas', unos seres de piel morena, que no dejaban de ser una semblanza de los terrícolas invasores, con sus miedos y esperanzas. Relatos que estremecieron a Borges quien dijo: “¿Qué ha hecho este hombre de Illinois me pregunto, al cerrar las páginas de su libro, para que episodios de la conquista de otro planeta me pueblen de terror y de soledad?”.

Deseamos éxitos a la sonda Hope, que pueda llegar felizmente a su destino y si encuentran algún marciano que lo salude de nuestra parte. Además, para los colombianos será muy significativo, porque si todo sale bien, la misión a Marte despegará el 20 de julio, fecha propicia para acontecimientos especiales, como el día de la independencia de Colombia. También para iniciar grandes amistades, lo digo por experiencia.

----------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/  En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin

Los inquietos marcianos
Comentarios