lunes. 15.07.2024

Arabia Saudita ha llegado este martes a un acuerdo de 37.000 millones de dólares con la empresa estadounidense Boeing, por el que la empresa fabricará hasta 121 aviones 787 Dreamliner. El convenio también hará que General Electric suministre los motores para los aviones. 

El anuncio se produce pocos días después de que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, anunciara la creación de una nueva aerolínea nacional, Riyadh Air, que será propiedad total del Fondo de Inversión Pública (PIF).

En un comunicado, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, manifestó que "el anuncio de hoy asegura que Boeing y General Electric serán el ancla de la nueva aerolínea internacional de Arabia Saudita junto con el apoyo para un nuevo aeropuerto internacional

"Esta asociación es otro hito en ocho décadas de cooperación entre Arabia Saudita y la industria estadounidense. Nuestra administración espera trabajar con los saudíes y todos los socios en Oriente Medio para apoyar una región más próspera, segura e integrada, que en última instancia beneficia al pueblo americano".

Riyadh Air está preparada para hacer de la capital saudí una puerta de entrada al mundo y un destino global para el transporte, el comercio y el turismo, según un comunicado de la Agencia de Prensa Saudita (SPA).

La aerolínea estará presidida por el gobernador de PIF, Yasir Al-Rumayyan, mientras que Tony Douglas, ex de Etihad Airways, ha sido nombrado su director ejecutivo, según un comunicado emitido por el fondo de riqueza soberana del Reino. Los pronósticos auguran que la aerolínea agregue 20.000 millones de dólares al crecimiento del producto interno bruto no petrolero del Reino y cree más de 200.000 empleos directos e indirectos.

Arabia Saudí y Boeing llegan a un acuerdo de 37.000 millones de dólares por 121 aviones