domingo. 21.07.2024

Interesantísimo desayuno empresarial el desarrollado por el Spanish Business Council (SBC) -activa Cámara de Comercio Oficial de España en Emiratos Árabes (EAU)-, organizado en colaboración con la zona franca internacional IFZA de Dubai, con el objetivo de arrojar luz sobre las numerosas implicaciones que para gran número de empresas, entre ellas las dirigidas por españoles, va a acarrear la entrada en vigor del nuevo impuesto de sociedades, prevista para primero de junio.

De la mano de tres acreditados profesionales, María Lorenza Cremaschi, abogada en United Advocates; Luis Felipe Arango, presidente de Whitehall & Company; y Martín Gómez Marín, director general de Grupo RLD, el encuentro resultó muy revelador y puso de relieve el acierto tanto del SBC como de IFZA a la hora abordar cuestiones de actualidad que despiertan el interés mayoritario de los residentes.

De izquierda a derecha, Luis Felipe Arango, presidente de Whitehall & Company; María Lorenza Cremaschi, abogada en United Advocates; y Martín Gómez Marín, director general de Grupo RLD, responden a las preguntas de los asistentes. (EL CORREO)
De izquierda a derecha, Luis Felipe Arango, presidente de Whitehall & Company; María Lorenza Cremaschi, abogada en United Advocates; y Martín Gómez Marín, director general de Grupo RLD, responden a las preguntas de los asistentes. (EL CORREO)

No puede ser de otra forma si se tiene en cuenta que, como norma general que sienta las bases de lo que a día de hoy se está desarrollando por parte del Gobierno emiratí, a partir del 1 de junio las empresas radicadas en Emiratos Árabes deberán pagar el 9 por ciento de impuesto de sociedades si obtienen un beneficio neto superior a los 375.000 dirhams. Las empresas cuyo beneficio sea inferior a esa cifra no deberán abonar el impuesto. Y las que lo superen tendrán que tributar a partir de la citada cantidad.

 "El Gobierno tendrá un acceso sin precedentes a la información económica de las empresas privadas"

Es lo básico. Pero a partir de ahí se abren numerosas casuísticas que, según pusieron de manifiesto los ponentes, aún están pendientes de concretar. Temas como si las compañías localizadas en zonas francas van a poder realizar negocios que superen las fronteras de Emiratos Árabes o si deberán tributar por ello.  

De momento, casi todo está en el aire o pendiente de decisión. Pero lo que sí resulta una gran realidad, tal como subrayó Luis Felipe Arango durante su intervención, es que todas las empresas, tanto si están en zonas francas como si no, y aunque no superen los beneficios netos estipulados, tendrán que registrarse en la Federal Tax Authority. Es la principal novedad desde la cual se ramificará lo que está por venir.

En este sentido, Arango subrayó que "va a ser la primera vez que el Gobierno tendrá un acceso sin precedentes a la información económica de las empresas privadas; nunca les interesó, pero ahora nos toca reportar".

Marta Fernández de Alarcón, secretaria general del SBC -izquierda-, introduce a los ponentes en presencia de Marcus Raiser, director de Estrategia Corporativa, y Natalia Gomez, gerente de Clientes, ambos de IFZA. (EL CORREO)
Marta Fernández de Alarcón, secretaria general del SBC -izquierda-, introduce a los ponentes en presencia de Marcus Raiser, director de Estrategia Corporativa, y Natalia Gomez, gerente de Clientes, ambos de IFZA. (EL CORREO)

Una cuestión vital sobre la que también incidió la letrada María Lorenza Cremaschi tras produndizar en temas como los importes desgrabables, plazos, ejercicios o si se pueden compensar pérdidas entre empresas. Según apuntó, todas las compañías sin excepción tienen que inscribirse aunque no estén dentro de la calificación del impuesto de sociedades". Tomen nota porque es lo primero. Hay que registrarse sí o sí.

Durante su intevención, Martín Gómez Marín abundó en que "uno de los puntos de mayor relevancia e interés para las empresas españolas está en las operaciones entre partes relacionadas o con personas vinculadas". Según dijo, se erige en aspecto clave que afecta, por ejemplo, a la mayoría de sus clientes. 

En este capítulo, especificó que el concepto 'parte relacionada' incluye hasta las personas físicas en cuarto grado de parentesco, es decir, hasta primos hermanos

"Van a mirar con lupa todas las transferencias que se hagan entre empresas que tengan partes relacionadas o personas vinculadas"

Por lo que se refiere a las personas vinculadas, que son aquellas que tienen una capacidad de decisión determinante en una empresa: propietario, director, alto cargo..., Gómez Marín señaló que "si una persona es director de una sociedad y luego resulta que el primo es propietario de otra sociedad, las operaciones que se hagan entre esas dos sociedades se pueden considerar operaciones vinculadas". Y ¿qué ocurrirá?: "Pues van a mirar con lupa todas las transferencias que se hagan entre empresas que tengan partes relacionadas o personas vinculadas". Importante.

Los ponentes, perfectamente coordinados a la hora de llevar a cabo la presentación, también dieron a conocer cuestiones como quién está sujeto al impuesto. A saber: empresas de Emiratos Árabes y otras personas jurídicas constituidas o gestionadas y controladas efectivamente en el país; las actividades bancarias o inmobiliarias; y las personas físicas (individuos) que realizan un negocio o actividad comercial bajo una licencia en EAU.

¿Y qué Ingresos están exentos de tributar?: los dividendos obtenidos por la empresa de EAU de sus participaciones calificadas, las ganancias de capital o los beneficios de la reorganización del grupo. Según apuntaron, también es reseñable que no habrá retención de impuestos sobre los pagos nacionales y transfronterizos.

Ponentes y responsables de IFZA posan al término del encuentro. (EL CORREO)
Ponentes y responsables de IFZA posan al término del encuentro. (EL CORREO)

Los asistentes al encuentro, celebrado en la sede de IFZA en Silicon Oasis. también tuvieron la oportunidad de conocer, de la mano de Marcus Raiser, director de Estrategia Corporativa, y Natalia Gómez, gerente de Clientes, lo que ofrece esta 'Free Zone' de marcado carácter internacional.

Relacionado con el tema tributario y de cara a poder desarrollar negocios, que es lo que ayer estuvo sobre la mesa, explicaron que IFZA permite tener el 100 por ciento en propiedad de empresas comerciales y en repatriación de capital y beneficios; 100 por ciento de exención fiscal (salvo el 5 por ciento de IVA); o ventanilla única para todos los trámites administrativos dentro de la zona franca, todo en un marco legal empresarial seguro y amistoso.

Por su parte, Marta Fernández de Alarcón, secretaria general del SBC, fue la encargada de introducir a los ponentes, a quienes agradeció su implicación a la hora de ofrecer información fiable, directa y actualizada sobre una cuestión que hoy genera un enorme interés. Asimismo dio las gracias a los asistentes, que llenaron el salón de actos de IFZA y ratificaron el pleno acierto a la hora de abordar desde el rigor un tema que a más de un residente le tiene quitado el sueño.

Todas las empresas de Emiratos Árabes Unidos sin excepción deberán registrarse en la...