miércoles. 10.08.2022

Victoria de las aerolíneas del Golfo en la disputa por los cielos abiertos en EEUU

El Gobierno estadounidense no tomará ninguna medida contra las compañías árabes como pedían las americanas
Un avión de American Airlines. (americanairlines.es)
Un avión de American Airlines. (americanairlines.es)

El Gobierno de Estados Unidos ha cerrado las negociaciones que mantenía sobre la política de cielos abiertos con las compañías aéreas del Golfo de Arabia sin adoptar ninguna acción formal contra ellas.

El Departamento de Estado se reunió ayer con funcionarios del gobierno de Qatar y con representantes de Emiratos Árabes Unidos la semana pasada para abordar las cuestiones planteadas hace más de un año por las tres aerolíneas más grandes de Estados Unidos, que acusaban a las compañías del Golfo de competir de manera injusta.

Sin embargo, aunque el Departamento de Estado estadounidense ha considerado seriamente estas alegaciones no ha adoptado ninguna acción formal, según publica el periódico The National.

 

 

EEUU, EAU y Qatar "han mantenido discusiones técnicas informales sobre nuestra relación bilateral de aviación civil"  confirmó el alto portavoz del Departamento de Estado estadounidense Nicole Thompson.

"Las discusiones técnicas informales eran de gobierno a gobierno sólo, no hemos invocado nuestros acuerdos bilaterales de cielos abiertos", puntualizó Thompson.

Las conversaciones habían sido dispuestas como parte del debate abierto desde las tres mayores aerolíneas de Estados Unidos -American, United y Delta Air Lines-, en la primavera del año pasado.

 

 

Las aerolíneas americanas sostenían que las compañías del Golfo estaban fuertemente subvencionados por sus gobiernos anfitriones, acusaciones que han sido contrarrestadas con firmeza en el último año por las aéreas árabes.

Thompson ha asegurado que "el gobierno de Estados Unidos toma muy en serio las preocupaciones planteadas por nuestras líneas aéreas y también mantienen su compromiso con nuestra política de cielos abiertos, que ha beneficiado en gran medida a los viajeros, a la industria de la aviación de Estados Unidos, las ciudades de América y a la economía estadounidense a través del aumento de los viajes y el crecimiento del comercio y el empleo".

En cualquier caso, Thompson agregó que "las dos partes tienen la intención de permanecer en contacto sobre los temas tratados en estas discusiones".

Victoria de las aerolíneas del Golfo en la disputa por los cielos abiertos en EEUU
Comentarios