jueves. 25.04.2024

En las redes sociales circula un vídeo que muestra las consecuencias de una fuerte turbulencia registrada este viernes a bordo de un avión A380 de la aerolínea Emirates, que cubría la ruta entre Auckland (Nueva Zelanda) y Dubái (Emiratos Árabes Unidos).

En las imágenes difundidas en internet se aprecia como comida, botellas y vasos están en el suelo tras una violenta turbulencia. 

También un carro de bebidas aparece volcado y una señal de salida, caída entre otros objetos dañados. Para ver el vídeo de Alex Mancheras pinchar aquí.

Normalmente la culpable de las turbulencias es la cizalladura del viento, que es cuando dos enormes masas de aire cercanas se mueven a diferentes velocidades.

Si la diferencia de velocidad es lo suficientemente grande, la atmósfera no puede manejar la tensión y se rompe en patrones turbulentos como remolinos en el agua.

Otra fuente de turbulencia son las masas de aire que se mueven hacia arriba y hacia abajo en la atmósfera, algo así como las olas en el océano.

Pueden surgir espontáneamente o formarse a medida que el aire que fluye sobre las montañas sube, comenzando el ciclo de subir y bajar.

"Los meteorólogos no pueden ser de mucha ayuda para alertar a los pilotos sobre dónde encontrarán una turbulencia en el aire", dice Thomas Guinn, profesor de Meteorología en la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle en Daytona Beach, Florida.

"Probablemente sea uno de los problemas de pronóstico más desafiantes que tenemos ahora para la meteorología aeronáutica", concluyó.

Una violenta turbulencia afecta a la clase Business de un A380 de Emirates
Comentarios