sábado. 25.05.2024

La reunión preparatoria para la Cumbre de Naciones Unidas para el Cambio Climático (Cop28) que se celebra hasta este martes en Abu Dhabi con una participación récord de ministros y delegaciones de todo el mundo, ha realizado un pedido de “unidad” para abordar la crisis climática y una lista de prioridades opuestas a la hora de marcar la agenda del evento.

Hasta 70 ministros responsables de temas ambientales, entre ellos la vicepresidenta española y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y cien delegaciones, más del doble de los que habitualmente participan en estas reuniones “pre-Cop”, acudieron a la capital de Emiratos Árabes Unidos (EAU) para establecer lo que serán las pautas de negociación del mayor encuentro sobre cambio climático y políticas ambientales del mundo.

En su mensaje, difundido por el portal de la organización, Al Jaber subrayó que “ahora más que nunca necesitamos unirnos sobre el clima y dar un mensaje claro de esperanza, solidaridad, estabilidad y prosperidad. Necesitamos mostrar que la comunidad internacional puede cumplir y enviar una señal clara que mantenga al alcance el objetivo de los 1,5 (grados)”.

Esa línea de discurso fue ampliamente respaldada por los asistentes, si bien luego las presentaciones marcaron las enormes diferencias de enfoque y prioridades de las partes.

Al Jaber,  ministro de Energía de EAU y director gerente de la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dabi (ADNOC), indicó que, pese a que hay “fuertes visiones” acerca de la idea de incluir “lenguaje sobre los combustibles fósiles y las renovables” en el texto final de la Cop28,  todos deben “trabajar para encontrar soluciones que puedan lograr consenso, lugares comunes y alineación entre todas las partes”. “Debemos ser pragmáticos y no debemos dejar a nadie atrás”, dijo.

De este modo, Al Jaber reflejó la postura de muchos países productores de hidrocarburos, entre ellos muchos países en vías de desarrollo, contrarios a endurecer las posturas sobre la producción y uso de combustibles fósiles que necesita para su desarrollo económico, un tema que en lenguaje de la Cop se denomina “mitigación”.

Al Jaber apostó más por el uso de tecnología y compromisos de los grandes contaminadores privados para limitar sus emisiones, y no tanto en establecer limitaciones severas a las inversiones o uso de hidrocarburos.

También señaló que otra prioridad será mejorar la financiación para la “adaptación” de los países más vulnerables y que éstos puedan tener apoyo con mayor disponibilidad y de forma “asumible y accesible”.

Ribera: reducir emisiones debe ser la prioridad

En un polo opuesto se situó la ministra Ribera, cuya voz es una de las más autorizadas entre los representantes de la Unión Europea (UE), quien en su presentación señaló que “reducir las emisiones globales debería ser la prioridad principal a buscar”.

“No nos engañemos, la Cop28 no será un éxito sin una ambiciosa decisión en mitigación. Con menos mitigación, más pérdidas y daños. Cuanto mas reduzcamos los gases de efecto invernadero, más asumibles serán los impactos de las pérdidas y daños. Y sabemos lo que hay que hacer”, dijo Ribera.

Así, indicó que por ejemplo, las emisiones deberán llegar a su pico como muy tarde en 2025 y que el objetivo de emisiones netas debe ser cero para el año 2050. “No podemos aceptar cortocircuitos aceptando falsas tecnologías para un desarrollo equitativo”, añadió.

Además, apuntó que la financiación debe ser “innovadora” y abordar tanto la falta de la misma como la de apropiadas fórmulas para reducir el riesgo de estas inversiones en adaptación.

El domingo, en una reunión de preparación para la pre-Cop, el ministro británico de Seguridad Energética, Graham Stuart, subrayó también la postura de su país para “ir por el camino de emisiones cero”, al tiempo que se debe ayudar “a aquellos más en riesgo por los impactos del cambio climático”.

Su contra parte de Vanuatu, Ralph Regenvanu, apuntó que son las “iniciativas” de adaptación las que “literalmente salvan vidas al minimizar los impactos de la crisis climática.

La última reunión en Abu Dhabi previa a la Cop28 pide “unidad”