jueves. 25.07.2024

El expresidente yemenita Ali Abdalá Saleh, aliado hasta ahora de los rebeldes hutíes, confirmó que estaba dispuesto a negociar directamente con Arabia Saudita, socio del gobierno reconocido por la comunidad internacional, para poner fin a los más de dos años de guerra en su país.

"Estamos dispuestos a negociar con Riad, en Jamis Mushit (sur del reino saudí), en Muscat (capital de Omán) o en otra parte para un diálogo de entendimiento", declaró Saleh este martes en un mitin de su partido, el Congreso Popular General (CPG), celebrado en la capital yemenita, Saná, controlada por los rebeldes.

Saleh se ha ofrecido a dialogar varias veces desde que Arabia Saudita comenzara a intervenir en 2015 en Yemen, al frente de una coalición militar árabe, aunque en esta ocasión destacó que lo haría exclusivamente y de forma directa con los saudíes.

Descartó cualquier mediación del emisario de la ONU para Yemen, Ismail Uld Sheij Ahmed, que espera retomar a finales de mayo las negociaciones de paz, en punto muerto desde que se suspendieron en agosto de 2016.

El mediador se encontraba este miércoles en Riad para hablar con las partes implicadas en el conflicto yemenita, indicó a la AFP el portavoz del gobierno yemenita en Riad, Rajeh Badi.

"No tenemos otra opción que dialogar", insistió Saleh, rechazando la legitimidad del presidente yemenita Abd Rabo Mansur Hadi, y propuso a los saudíes "la puesta en marcha de una nueva dirección" para dirigir Yemen.

Aunque tuvo que abandonar el poder en febrero de 2012 por la presión popular, Saleh sigue siendo influyente en Yemen. Su apoyo a los rebeldes del ejército que siguieron siéndole fieles permitió a los hutíes apoderarse del control de Saná en 2014, así como de extensos pedazos de territorio yemenita, forzando a Hadi a exiliarse en Arabia Saudita.

Desde hace dos semanas, se están llevando a cabo "contactos no oficiales" en Berlín entre el entorno del expresidente y delegados saudíes, señaló a la AFP una fuente gubernamental yemenita.

Por su parte, la agencia oficial de noticias de Arabia Saudita, SPA, confirmó que ex presidente de Yemen, y hombre fuerte Ali Abdullah Saleh había pedido a los medios de comunicación que le son leales desacrediten al líder de la milicia hutí, Abdul Malek al Houthi.

Según los informes, este llamamiento se produce tras los rumores que sugerían que el líder hutí tenía la intención de asesinar a Saleh.

Fuentes informadas en Saná revelaron que Saleh amenazó con exponer a la milicia de los hutíes a la Coalición Árabe si sus demandas no se cumplen.

Saleh también aprobó que el canal de Yemen Al Youm TV ataque a los hutíes e informe a los ciudadanos y víctimas de la relación de los rebeldes con Irán. El hombre fuerte de Yemen quería que este canal de televisión mostrara a los ciudadanos cómo la milicia vendió los intereses del país a Teherán a bajo precio, y hacer valer el 'hecho' de que los hutíes son sólo una banda de ladrones que buscan el botín de guerra.

Expresidente de Yemen está dispuesto a negociar con Arabia Saudita