viernes. 12.08.2022

Un ex militar se reinventa en EAU con un campamento de aventura

“Tratamos de llevar a los aventureros a su límite", dijo un instructor
En la imagen de AP, Bear Grylls y participantes en su aventura.
En la imagen de AP, Bear Grylls y participantes en su aventura.

El emirato más al norte del país ha creado un campamento de aventuras en espacio abierto para revivir su industria turística en medio de la pandemia del coronavirus.

Ras Al-Khaimah se ha asociado con el instructor de supervivencia Edward Michael Grylls, más conocido como Bear Grylls, aventurero profesional, experto en supervivencia, escritor, presentador de televisión y ex militar británico, para ofrecer un nuevo campamento de aventuras al aire libre en Jebel Jais, la montaña más alto de Emiratos Árabes Unidos.

El ex soldado del Servicio Aéreo Especial ofrece una actitud positiva en sus viajes televisados ​​hacia lo desconocido con un equipo de cámaras a cuestas. Sus bromas al aire libre salpican el curso ofrecido en Ras Al-Khaimah, que puede durar varias horas o incluir una experiencia nocturna completa con cursos de manejo de cuchillos, atar nudos y comer sin las normas del servicio de habitaciones en unas vacaciones junto a la playa.

"La gente quiere salir de su zona de confort ahora y eso es lo que intentamos hacer", manifestó a la agencia de noticias The Associated Press Martin Norton, instructor principal de Bear Grylls Survival Academy. “Tratamos de llevar a todos a su límite, que se sienten incómodos y podamos, ya sabes, presionarlos. Y la gente cree después del curso que es capaz de mucho más de lo que pensaba".

Este jueves, los participantes de Jebel Jais bajaron en rappel por la escarpada ladera de una montaña, con un rebaño de cabras balando sobre ellos. Varios hicieron muecas cuando comieron gusanos secos, que a un periodista de la AP le supo a trigo.

Los campamentos de aventuras de Grylls ya han surgido en el Reino Unido, así como en diez ubicaciones en China. El campamento de Ras Al-Khaimah es el primero en Oriente Medio, en una montaña que también alberga un palacio del gobernante del emirato, el jeque Saud bin Saqr Al Qasimi.

Este emirato a menudo se ve ensombrecido por Dubai, repleto de rascacielos, o Abu Dhabi, rico en petróleo. Ras Al Khaimah ha trabajado para aumentar el turismo, ofreciéndose como un destino secundario en EAU o unas vacaciones rápidas para los millones de trabajadores expatriados del país. Rusia, Kazajstán y otras naciones que alguna vez formaron parte de la ex Unión Soviética representan a la mayoría de los turistas que vienen del extranjero. Ras Al-Khaimah informó haber llegado a 1,12 millones de viajeros en 2019.

Pero luego vino la pandemia del coronavirus, que vio a la aviación mundial detenida y despojó a Emiratos Árabes Unidos de su crucial mercado turístico. El jeque buscó el mercado de las "vacaciones en casa".

El aire fresco y el estilo austero del campamento Bear Grylls parece ofrecer por ahora lo contrario de eso. Hay planes para construir cabinas para dormir durante la noche en contenedores de envío. Una cabaña modelo estaba abierta el jueves, con literas estilo madera contrachapada y un pequeño generador eléctrico resoplando cerca de la ladera de la montaña.

Alison Grinnell, directora ejecutiva de RAK Hospitality Holding, un operador de hoteles de propiedad estatal, dijo a la AP que los viajeros quieren "escapadas" como las que ofrecen el nuevo campamento de aventuras. “Nunca volveremos a ser 100% a como éramos”, dijo Grinnell sobre cómo la pandemia cambió el turismo. "Creo que la gente se ha acostumbrado a tener más espacio". Ras Al-Khaimah ahora también ofrece pruebas gratuitas con hisopos nasales de coronavirus para viajeros internacionales, dijo Raki Phillips, director ejecutivo de la Autoridad de Desarrollo Turístico de Ras Al-Khaimah.

 "No hay forma más fácil de distanciarse socialmente que estar en una montaña", concluyó.

Un ex militar se reinventa en EAU con un campamento de aventura
Comentarios