jueves. 25.04.2024

La pronta acción de los paramédicos de Dubai ayudó a salvar la vida de una niña iraní de 11 años que dejó de respirar después de casi ahogarse en la piscina de su edificio en Al Mamzar este domingo.

Los paramédicos de la Corporación de Servicios de Ambulancia de Dubai (DCAS) se apresuraron a rescatar a la niña después de recibir una llamada, según informó Taleb Ghaloum Taleb, director de Operaciones de Ambulancia.

"Recibimos un aviso sobre una niña que había dejado de respirar y su corazón había dejado de latir, lo que significaba que era una situación crítica, los paramédicos y un médico de emergencia acudieron en ayuda de la niña".

El doctor Hafez Mubarak Ali, médico de urgencias, señaló que a los cuatro minutos de haber llegado, encontraron a la niña sin pulso y sin respuesta después de que su familia la hubiera sacado de la piscina.

"Comenzamos rápidamente el proceso de reanimación para que su corazón latiese de nuevo. También añadimos medicación y tratamos de abrir su vía aérea. En pocos minutos, comenzó a mostrar signos de recuperación ", añadió el doctor.

La niña fue inmediatamente trasladada al hospital y su situación ahora es estable.

El médico subrayó que la llegada oportuna y los esfuerzos del equipo de emergencia contribuyeron en gran medida a salvar a la niña, que ahora está sana y estable. "Sus padres están agradecidos al equipo por devolver la vida a su hija".

Así mismo, el sanitario exhortó a todos los padres a vigilar de cerca a sus hijos cuando nadan en una piscina o en una playa para evitar accidentes con trágicas consecuencias.

"Un niño puede dejar de respirar o caer inconsciente después de hundirse en el agua, y en este caso, la resucitación cardiopulmonar (CPR) necesita ser llevada a cabo rápidamente para salvarlos. Si el niño deja de respirar durante cuatro minutos, puede morir, por lo que actuar rápidamente en tales situaciones es crucial".

El Equipo de Emergencias salva a una niña de morir ahogada en una piscina de Dubai
Comentarios