domingo. 14.07.2024

Cuando comienza el verano en Emiratos Árabes Unidos llega la “maduración de los primeros frutos de la palmera datilera”, conocida localmente como 'Tabasheer Al-Rutab', un momento que los emiratíes anhelan con emoción al empezar la temporada de cosecha.

Estos sentimientos apasionados impulsados ​​por la nostalgia son producto de una relación intrincada y una larga historia de amor y reverencia entre el pueblo emiratí y la palmera datilera, un símbolo elemental que sigue siendo tan importante en sus vidas hoy como lo fue para sus antepasados.

Los mercados se convierten en hervideros de vitalidad con la primera cosecha que llega de las granjas locales, lo que atrae a multitudes de seguidores de los dátiles a principios de junio. A las variedades de maduración más temprana, como 'Al-Naghal' y 'Al-Khatri', le siguen la de 'Al-Khnizi', 'Al-Khalas' y 'Al-Jabri', y la temporada continuará hasta agosto, cuando finalicen las de 'Al-Khasab' y 'Al-Hilali'.

En el pasado, los dátiles eran cruciales en todos los hogares emiratíes, ya que garantizaban la seguridad alimentaria de todo el año, al permitir  diversos métodos de almacenamiento y conservación. A pesar de los grandes avances en la sociedad de EAU hoy, los dátiles todavía ocupan un lugar especial en la memoria colectiva, ya que están entrelazados con las costumbres emiratíes y la cultura gastronómica única de la nación. Así es como el comienzo del verano (temporada de cosecha) pasó a significar optimismo renovado y bendiciones.

Según informó este miércoles la agencia estatal de noticias, WAM, para los habitantes de EAU, la palmera datilera simboliza entregas y bendiciones ilimitadas, al ofrecer no solo sus deliciosos frutos sino también otros complementos, como hojas y ramas, que se utilizaban tradicionalmente para crear utensilios esenciales para la vida diaria tanto en el hogar como al aire libre. La palmera es también una piedra angular del patrimonio emiratí, dado su importante valor social y cultural.

Al reconocer su importancia en el patrimonio y la memoria colectiva de Emiratos, la atención especial que el país le presta ha elevado aún más su estatus, que se ha centrado en el cultivo de palmeras, el establecimiento de centros de investigación, la realización de estudios y la organización de festivales y premios para alentar a los agricultores y difundir la conciencia sobre este árbol único. Todos estos pasos se alinean con la visión del padre fundador de  EAU, el difunto jeque Zayed bin Sultan Al Nahyan, quien mostró un fuerte compromiso con la promoción de la palmera datilera mediante el desarrollo y la expansión de su cultivo, actividades que se llevaron a cabo bajo su supervisión directa.

En la región de Al Dhafra de Abu Dhabi, Tabasheer Al-Rutab tiene una variedad de connotaciones. Además de señalar la próxima cosecha, también marca el acercamiento de uno de los festivales más importantes de la región que celebra la palmera datilera. En la ciudad de Liwa, Abu Dhabi, el festival anual Liwa Date celebrará su vigésima edición del 15 al 28 de julio, bajo el patrocinio del vicepresidente, viceprimer ministro y presidente de la Corte Presidencial, el jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan, y está organizado por la Autoridad del Patrimonio de Abu Dhabi.

El festival se erige como un faro del patrimonio en el emirato de Abu Dhabi, y atrae a turistas globales para celebrar el profundo significado de la palmera datilera y sus deliciosos frutos en la cultura emiratí. Este apasionante evento no sólo muestra la importancia cultural e histórica de la palmera sino que también subraya su papel vital en la economía. Los visitantes se sumergen en un rico tapiz de tradiciones, descubren las diversas variedades de dátiles cultivados en EAU y aprecian su significado.

En Abu Dhabi, el sector de la palmera es más que una simple piedra angular agrícola; es un eje en el marco de la seguridad alimentaria y un guardián del ecosistema. El cultivo y la celebración de las palmeras datileras subrayan su papel fundamental en el mantenimiento tanto del medio ambiente como del patrimonio de EAU, y las han convertido en un elemento indispensable de la identidad y los esfuerzos de sostenibilidad de la nación.

Los emiratíes celebran la primera cosecha de las palmeras con la llegada de verano